“Hola, qué tal?” es el significado de la palabra de origen senegalés KASUMAY, y una forma perfecta para empezar cualquier relación. En el continente africano se trata de un sonido invitando: una invitación a venir, un «abrir casa tuya» de forma desinteresada, donde no hay fronteras ni filtros emocionales.